Deudas gananciales

Cuando una pareja decide contraer matrimonio tienen varias opciones para regir económicamente su unión. Podemos encontrar el régimen de gananciales, la separación de bienes, etc., aunque la opción más extendida y utilizada por casi todas las parejas que se casan es el régimen de gananciales, es decir, las ganancias y beneficios que los cónyuges hayan obtenido de manera individual les serán atribuidos, por mitades, al disolverse la sociedad de gananciales.

Aunque lo que no se suele pensar antes de elegir el tipo de régimen en el que se va a basar el matrimonio, es que las deudas también se pueden compartir. Por ejemplo, una sociedad de gananciales no tienen ningún tipo de personalidad jurídica, lo que significa que no puede contraer deudas, por lo tanto, serán los cónyuges los que tendrán que asumir la deuda que contraiga cualquier miembro de la pareja.

Es necesario saber distinguir en la responsabilidad de los bienes gananciales y las deudas gananciales, así que si estás preparando una boda o piensas pedirle matrimonio a tu pareja, no lo dudes y pide una cita en nuestro despacho de abogados especializado en derecho de familia y despeja todas las dudas que puedas tener antes de embarcarte en una nueva aventura con tu pareja.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*
Website

*